Google nos vigila y cuida de nosotros

27 de Noviembre de 2017

Autor: Manuel Alconchel Fernández


Google nos vigila y cuida de nosotros

¿Sabías que tener la ubicación activada en tu móvil, permite a Google tenerte localizado de forma continua? La respuesta será afirmativa, porque todos los sabemos ya. Muchos usuarios ya se han quejado de esta vulneración de intimidad que el gigante de los gigantes hace de forma continua.

Hoy queremos mirar más allá y también sacarle aspectos positivos a esta vigilancia que tanto nos preocupa.

Si has buscado alguna vez, información de algún restaurante o tienda en internet, habrás visto que cada vez, Google aporta más información de estos sitios.

- Calidad de la comida

- Tiempo estimado que vas a pasar en el sitio

- Comentarios de los usuarios

- Horario

- Tipo de comida, ropa, etc

Y más datos, que pueden ser de utilizada para el consumir. ¿Cómo ha obtenido Google dichos datos? Pues la respuesta ya la sabes. Analizando todos los datos y movimientos almacenados en sus servidores, que vamos haciendo a lo largo del día.

Si esto lo aplicamos a un buen uso de estos datos y podemos analizar y rastrear la ubicación de un usuario en concreto. ¿Podría la policía utilizar nuestra ubicación para encontrarnos en caso de que hayamos sido víctima de algún tipo de secuestro? La respuesta también la conoces.

No querer ser localizado y ubicado en el mapa de nuestra ciudad es totalmente comprensible. Hemos salido a cenar con nuestra pareja y queremos intimidad y no estar siempre controlados por nadie. Sin embargo, debemos de intentar, en algunas ocasiones, que utilizar el sistema de ubicación, puede ayudarnos muchísimo. 

Otro ejemplo claro, podría servir para muchos padres, saber en tiempo real, donde se encuentra su hijo menor en todo momento. No nos olvidemos que hasta que no cumplimos la mayoría de edad, nuestros padres son responsables de nosotros, y mantener ese control, les ayuda a estar tranquilos en todo momento. A modo de broma, para muchos padres ser mayor de edad es algo que les da igual, le gusta estar tranquilos y saben dónde estamos, mejor que mejor.

En resumidas cuentas, analicemos todo siempre con el doble rasero y pensemos más allá de los fines comerciales que estos datos pueden aportar a las empresas. Intentemos pensar que también se les puede sacar aspectos beneficiosos para nuestro día a día.

End of line.